En el Día del Docente Universitario la UGD extiende salutaciones

Cada 15 de mayo se conmemora en Argentina, el Día del Docente Universitario, una efeméride que rinde homenaje a las y los docentes universitarios, que enseñan, investigan y transfieren conocimientos a la sociedad, en la búsqueda permanente de brindar formación de calidad, disponiendo de su compromiso y dedicación.

Ante esta conmemoración, desde la Universidad Gastón Dachary (UGD) se reconoce y saluda afectuosamente a la docencia universitaria del país, especialmente a quienes se desempeñan en la institución. 

El origen de este reconocimiento remite al 15 de mayo de 1969, cuando tuvieron lugar movilizaciones estudiantiles y docentes en reclamo a los ajustes económicos contra la educación implementados por el régimen del General Juan Carlos Onganía. Como resultado de la represión que tuvieron esas movilizaciones en la provincia de Corrientes, se produjo un gran número de heridos y el asesinato de Juan José Cabral, estudiante de cuarto año de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE). Este episodio histórico se conoce como “El Correntinazo”. 

 

Compromiso

“El ejercicio de la docencia, y todo el espectro de aspectos y dimensiones que ella conlleva, es uno de los más apasionantes y controversiales temas que no se dejan de abordar y analizar en las instituciones universitarias. Hoy, ser referentes, guías o facilitadoras de nuevos conocimientos para los estudiantes sigue siendo una labor con una considerable cuota de compromiso humano y social, pero a su vez, con una enorme satisfacción personal y profesional”, expresa el Delegado Rectoral de la UGD de la ciudad de Eldorado, Ing. Ricardo López.

Con respecto a la efeméride, López entiende que “esta fecha en particular nos motiva a realizar una introspección de los espacios que hemos venido conquistando y de los medios utilizados. Podemos pensar que las demandas sociales y las propias problemáticas que abordan las disciplinas de las ciencias van generando cambios hacia el interior de las Universidades. La pandemia, los avances tecnológicos, la nanotecnología, la virtualización, la ubicuidad digital, la especificidad profesional y la neurociencia son algunos de los cambios en el contexto que enriquecen y amplían el desafío del profesor universitario de este siglo XXI y nos exigen a no ser meros repetidores de textos”. 

Así mismo, el delegado observa que “resulta imprescindible destacar y reconocer, entre otros tantos logros, los aportes de nuestros colegas docentes a la formación de calidad de los estudiantes como también de sus pares. La dedicación desmedida en su acción transformadora cuyo único fin es lograr personas cualificadas, comprometidas con la sociedad, con el saber, críticas pero constructivas”.

 

Noticias