La Terapia Ocupacional en el contexto misionero

En 1956, a raíz de la epidemia de poliomielitis que asoló nuestro país, se estableció en el Centro de Rehabilitación del Lisiado de Buenos Aires un programa terapéutico, antecedente de la primera Escuela Nacional de Terapia Ocupacional de Argentina y de Latinoamérica fundada en Buenos Aires en noviembre de 1959.

Hoy en día, año 2020, atravesando la mayor crisis sanitaria que ha vivido la humanidad desde hace un siglo, la Terapia Ocupacional continúa incrementando su demanda en distintos ámbitos.

“Si bien hace muchos años está en Argentina, en los últimos diez años ha tenido mayor demanda en cuanto a la formación de profesionales. En Misiones somos trece terapistas ocupacionales. En general los ámbitos de trabajo son en pediatría, en adultos y en gerontes. En pediatría se puede trabajar a nivel de, por ejemplo, rehabilitación neuromotora, que es la rehabilitación de las partes físicas, en diagnósticos, como por ejemplo parálisis cerebral, también se puede trabajar en dificultades desde las líneas de integración sensorial, en diagnósticos como autismo, déficit de atención e hiperactividad. En los adultos se puede trabajar en el ámbito laboral, por ejemplo, con recalificaciones laborales o rehabilitación física.  Hay una especialidad específica en todo lo que es rehabilitación de manos y toda la parte de ortesis que son los elementos que ayudan a las personas a poder ser más independientes en las actividades de la vida cotidiana. En el área de gerontes también se trabaja esto último y todo lo que tenga que ver con ocupaciones”, explica la docente Sandra Boyesuk.

Sandra es Licenciada en Terapia Ocupacional, en el ámbito laboral, trabaja en un consultorio particular y forma parte de una fundación que cuenta con un centro educativo terapéutico, “Ñande gurises”, donde se abordan cuestiones relacionadas a discapacidad neuromotora en niños/as. Dentro de lo académico, es directora de la carrera de TO en la Universidad Gastón Dachary.

Cabe destacar que, en el norte del país, además de la provincia de Salta, en Misiones, la Universidad Gastón Dachary es la única que cuenta dentro de su oferta académica con la ésta Licenciatura, capacitando a sus graduados/as para promover acciones de prevención, asistencia y educación para favorecer el desarrollo, la recuperación y rehabilitación de pacientes, procurando su inserción social y laboral. En ámbitos laborales también podrán planificar, organizar, dirigir y evaluar programas y servicios pertinentes a las áreas de salud, educación, gerontología, entre otras.

 

Desafíos para Misiones

A pesar de todo el trabajo que vienen realizando estos/as profesionales, todavía hay gran cantidad de espacios que no están desarrollados en Argentina y menos aún en nuestra Provincia, se evidencia la falta expertos de esta rama de la salud. Por ello, uno de los mayores desafíos es poder expandir los lugares de intervención de esta profesión.

“Nosotras somos pocas TO y la mayoría estamos trabajando en pediatría y hay muchísimos campos laborales que no están desarrollados, tanto en geriatría, en adultos, en la parte laboral, en Neo, entonces que se pueda dar la carrera en Misiones es el mayor de los desafíos, pero creo que va a hacer muy bien a la provincia para que más profesionales puedan insertarse en otros campos laborales. Por otro lado, es una profesión que trabaja dentro del ámbito de la salud, entonces la actualización es constante y eso también es un gran desafío, el poder estar aprendiendo todo el tiempo y siempre con los conocimientos que se requieren”, expresa Sandra.

A lo cual agrega desde su rol de directora:

“Otro gran desafío es poder brindar el nivel que necesita la carrera, poniéndonos en contacto con la Asociación de Terapia Ocupacional (ATO) y con otras universidades para que el conocimiento que se brinda dentro de la universidad sea igual a, en lo posible, a las universidades que están funcionando en el resto del país. Estamos muy contentas todas las terapistas ocupacionales de poder brindar nuestro granito de arena para nuestros futuros colegas”.

Este camino, que comenzó el 17 de agosto de 1962, cuando se crea la Asociación Argentina de Terapistas Ocupacionales, adherida a la Federación Mundial de Terapeutas Ocupacionales y prosiguió el 10 de septiembre de 1985, cuando se realiza el primer Congreso argentino de Terapia Ocupacional en La Rioja, continúa hasta nuestros días. Por ello, en esta fecha, queremos celebrar y promover esta profesión, así como también visibilizar su trabajo y desarrollo.

 

 

 

Noticias